fbpx

Cuidando tu bienestar mental como cuidador

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Cuidar es un desafío físico, requiere mucho tiempo y agota la mente; cuidar tu bienestar mental como cuidador es tan importante como cuidar a los demás.

«No puedes cuidar de los demás si no te cuidas a ti mismo primero». es un dicho común y muy apropiado. Tu bienestar mental como cuidador es esencial para tu capacidad de cuidar a otra persona. En este artículo, exploramos las cosas que puede hacer, o debería intentar hacer, para asegurarte de mantenerte mentalmente saludable.

Programa tiempo para ti

Incluso si es para tomarse una ducha, ¡programe la cita! A veces nuestros días estarán tan ocupados que nos olvidaremos de beber agua, ir al baño o almorzar. Usa un calendario o planificador diario para programar a tiempo para ti, para hacer las cosas por ti.

Por ejemplo, configura una alarma para las 10am todos los días para recordarte que debes salir al exterior durante 5 minutos y estar solo afuera. Respira, cierra los ojos, escucha el entorno en el que te encuentras. Tómate 5 minutos de cada día para desconectarte por completo y darle a tu cerebro algo de tiempo para recargarse.

Se honesto con tus límites

¿Cuánto puedes hacer realmente sin esforzarte física o emocionalmente? Los cuidadores a veces se dan a sí mismos la responsabilidad total de hacer todas las tareas, en todo momento, lo que resulta en agotamiento físico y emocional. La mayoría de las veces, los cuidadores no solo se preocupan por el sobreviviente de un accidente cerebrovascular, también tienen hijos, padres, cónyuges y mascotas que cuidar. Se honesto contigo mismo y con los que te rodean sobre cuánto puedes hacer de manera realista.

Tener una conversación honesta puede ayudar a otras personas a comprender tus necesidades como cuidador y ofrecerte algo de apoyo.

No te lo tomes como algo personal

Los cambios de comportamiento en un sobreviviente de un accidente cerebrovascular son comunes. Los sobrevivientes suelen experimentar cierto grado de frustración, enojo, ansiedad o depresión, particularmente en los primeros meses después del accidente cerebrovascular. Para los cuidadores, este cambio «repentino» de actitud puede resultar personal y doloroso, especialmente porque lo único que está tratando de hacer es ayudar. Este cambio «repentino» no tiene nada que ver contigo y tiene todo que ver con el trauma de sobrevivir a un ACV — no lo tomes como algo personal.

Busca el apoyo de un terapeuta o psicólogo si tienes dificultades para manejar estos cambios de actitud.

Busca apoyo — personal y profesional

Dicen que se necesita un pueblo para criar a un niño, pero a veces necesitas ese pueblo para apoyarte como cuidador. Tus amigos y familiares están dispuestos a ayudar, pero es posible que no sepan qué hacer. Por ejemplo, si hacer viajes al supermercado semanalmente es un desafío, pídele a un amigo que te recoja algunos artículos esenciales cuando vaya.

Del mismo modo, los médicos y los profesionales médicos están ahí para ayudarte. Si tienes preguntas sobre terapias, medicamentos, plazos o cualquier tema relacionado con el superviviente del accidente cerebrovascular, puedes llamar y preguntar. Cuantas más preguntas hagas, más preparado estarás como cuidador. Los médicos y profesionales médicos pueden resolver cualquier duda que puedas tener, derivarte a grupos de apoyo locales o ponerte en contacto con alguien que pueda tener recursos para ti.

Intenta escribir en un diario

A veces llegamos a un punto en el que estamos tan agotados que es difícil ver algo positivo en nuestras vidas. Consigue un cuaderno o un diario, y todas las noches antes de acostarse escribe:

Dos cosas malas, molestas o desafiantes que sucedieron ese día.

Y

Dos cosas buenas, gratificantes o felices que sucedieron ese día.

No lo pienses demasiado: ¿te las arreglaste para beber una taza de café antes de que tu día estuviera ocupado? ¡Eso es bueno! Escribir los aspectos positivos y negativos de nuestros días puede ayudar a controlar la ansiedad, la depresión y el estrés. Ayuda a poner las cosas en perspectiva y terminar el día con una nota positiva.

Si haces UNA cosa por ti mismo ese día, estás cuidando tu bienestar mental. Si necesitas un poco de apoyo adicional, Mental Health America tiene excelentes recursos disponibles para todos.

RELATED ARTICLES

Person sleeping on bed

Consejos para dormir bien

Después de un derrame cerebral, puede experimentar dificultad para dormir. Las causas pueden variar, desde los efectos secundarios de los medicamentos que pueda estar tomando

Read More »