fbpx

Prevención

Hay elementos del accidente cerebrovascular que podemos controlar y otros que no. Esos factores que podemos controlar tienen que ver con nuestro estilo de vida y con ciertas condiciones médicas que se pueden prevenir y tratar.

Cambios de estilo de vida

La dieta, el ejercicio y el consumo de tabaco y alcohol son factores que podemos controlar para reducir el riesgo de un accidente cerebrovascular.

  • Dieta: el colesterol alto es un riesgo importante, así que asegúrese de llevar una dieta balanceada baja en grasas saturadas y alta en fibra. Si tiene un mayor riesgo de tener colesterol alto, hable con su médico o nutricionista sobre qué alimentos debe incluir en su dieta.
  • Ejercicio: 30 minutos de ejercicio diarios (¡caminar cuenta!) pueden ser muy beneficiosos para la salud a largo plazo. La actividad física regular ayudará a mantener la presión arterial y el colesterol en niveles saludables, le dará al corazón el ejercicio necesario para mantenerse fuerte y puede ser muy beneficioso para el bienestar mental.
  • Alcohol: beber por encima de los límites saludables para hombres y mujeres puede provocar un aumento de la presión arterial.
  • Tabaco: los fumadores pueden tener casi el doble de riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular que los no fumadores. Si es fumador, hable con su médico sobre lo que puede hacer para reducir y eventualmente dejar de fumar.

Condiciones de salud

Ciertas condiciones de salud como presión arterial alta, colesterol alto, diabetes y enfermedades cardíacas son factores de riesgo importantes para un accidente cerebrovascular. Mantenerlos bajo control con la guía de su equipo médico reducirá su riesgo de un accidente cerebrovascular.

  • Presión arterial alta: la presión arterial suele ser silenciosa, no presenta síntomas, por lo que es importante controlarla periódicamente. Existen medicamentos que su médico puede recetarle y ciertos cambios en el estilo de vida que puede realizar para reducir su presión arterial.
  • Colesterol alto: los niveles excesivos de colesterol en la sangre pueden provocar obstrucciones en las arterias, así que asegúrese de controlar su colesterol cada cierto tiempo. Si actualmente tiene niveles altos de colesterol, los cambios en la dieta y los medicamentos pueden ayudarlo a reducir su colesterol.
  • Diabetes: mantener bajo control los niveles de azúcar en sangre es muy importante para la prevención de accidentes cerebrovasculares. Hable con su médico acerca de hacerse la prueba de diabetes y las opciones de tratamiento disponibles para usted si tiene diabetes.
  • Enfermedades cardíacas: ciertas enfermedades cardíacas pueden tener graves consecuencias para el accidente cerebrovascular, ya que a veces pueden provocar la formación de coágulos de sangre. Visite a un cardiólogo y hable con él sobre las opciones de tratamiento.

Como siempre, le recomendamos encarecidamente que hable con su médico de atención primaria sobre todos y cada uno de los problemas de salud que pueda tener.

Ser consciente de los síntomas de un ACV y actuar rápido puede salvar la vida de alguien y afectar la forma en que se recuperará del accidente cerebrovascular.

Aquí encontrarás información sobre los factores de riesgo inherentes, (que todos los tenemos) y los factores que puede controlar para prevenir un ACV.

Hay tres tipos principales de accidente cerebrovascular: isquémico, hemorrágico y AIT; cada uno de ellos requiere diferentes  terapias de recuperación.